Home » Noticias » ENTREVISTA CON DULY ESTRUCH, MANAGER ANNEKE RESIDENCE

ENTREVISTA CON DULY ESTRUCH, MANAGER ANNEKE RESIDENCE

Noticias
viernes, 3 de noviembre de 2017

Con referencia al X Aniversario de Anneke entrevistamos a unas personas que trabajan en Anneke desde el comienzo. Una de ellas es Duly Estruch, ahora la manager de la residencia. Pero cómo ha llegado aquí, que ha hecho antes? Es hora de conocer mejor a Duly.

¿Desde cuando trabajas en Anneke Residence?

Empecé a trabajar en febrero de 2006 cuando el centro se denominaba Marina Senior como psicóloga, siendo responsable también de las actividades de ocio. Cuando en 2007 la empresa cambió de propietario y de nombre (Anneke Residence), mi jornada pasó a ser de jornada completa y cada vez asumiendo más responsabilidades, entre ellas la planificación del personal. También he ayudado a implementar, y luego supervisar, el sistema de calidad ISO, conjuntamente con el manager de calidad. Y, a petición de la empresa he hecho durante un año el Master de Directores de Centros de Servicios Sociales hasta que en 2012 me nombraron Directora del centro.’

¿Cuales son según tu opinión los cambios más significativos en estos últimos diez años?

Los cambios desde el traspaso, desde “Anneke”, han sido numerosos. Los evidentes en embellecer el edifico y sus jardines: se han creado más salones de estar, por lo cual los residentes pueden elegir con quién quieren estar o dónde quieren tomarse un café con su visita, arriba y abajo se han hecho terrazas cubiertas, todo el jardin y las terrazas ahora son accesibles para personas con andadores o con sillas de ruedas y así son muy agradables todo el año para disfrutar de celebraciones como cumpleaños o actos musicales. En general se ha vestido el edificio tanto por dentro como por fuera haciéndolo más acogedor.

Pero el cambio más grande ha sido el progreso en la profesionalidad y el aumento en la diversificacion de los tipos de cuidados. Al principio no teniamos tantos casos de cuidados paliativos o de rehabilitación despues de una fractura complicada por ejemplo. Había más residentes relativamente autonomos. Se ve claramente un aumento del grado de dependencia lo que me supone un desafio el responder lo mejor posible a esa demanda. Y por fin la casa ha obtenido un caracter más internacional que antes.

¿Has aprendido algo de los residentes?

Cada uno de ellos te aporta algo, su experiencia en la vida, su forma de pensar, también en relación con su cultura, su cariño… y de todos aprendes, aunque es cierto que ha habido alguno que me ha marcado de una manera diferente”. Hubo una señora a la que me unía una relación muy especial y que supo en todo momento diferenciar la profesión de nuestra relación personal. Fue una gran maestra. Tenía una peculiar manera de ver la vida y hasta el último momento quiso seguir aprendiendo y disfrutando de cada momento, convirtiéndolos en especiales. Se negaba a hablar de dolores, enfermedades y muchos de los temas recurrentes en las personas mayores y siempre buscaba algo con lo que involucrarse, con lo que estar ocupada y seguir siendo útil y creativa. Siempre tenía para todo el personal una frase motivadora o un sabio consejo que dar e intentaba sacar de cualquier situación el lado positivo. Era una persona única de verdad.

¿Cómo te gustaria que te vieran los residentes de Anneke?

Me gustaría en primer lugar que me vieran como una persona cercana en las cuestiones de la vida diaria, ya sea a la hora de compartir problemas o de compartir experiencias bonitas. Y desde luego que confíen en mí para poder resolver sus problemas, que no están solos”

¿Cuál sería para tí el perfil ideal para un miembro del equipo de Anneke?

Bueno, aparte de la profesionalidad y características intrínsecas a cada rol, es esencial que sepan trabajar en equipo, que sean detallistas y capaces de anticiparse a las necesidades de nuestros residentes. Deben ser afectivos, se requiere de mucha paciencia y dulzura, proactivos, motivados, pero también que tengan buen sentido del humor. Ser conocedores de las diferencias intrínsecas a cada cultura es una gran ventaja aquí en Anneke. Y sobre todo la curiosidad de aprender más y saber motivarse para mejorar. En resumen: ‘cuanto más azúcar más dulce!’

Duly, muchas gracias por tu aportacion y dedicacion a Anneke en todos estos años!

Uso de cookies. En este sitio se usan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, se considera que acepta su uso.

Aceptar Cancelar